Los mitos más pronunciados en el emprendimiento 

El real panorama de iniciar un negocio 

Normalmente las personas que buscan iniciar un negocio propio caen en el error de ignorar todos aquellos aspectos básicos, necesarios y con frecuencia no tan agradables o divertidos que indudablemente debe realizar un emprendedor o un empresario ya establecido. A esto se debe la generación de mitos que luego, al ver el panorama, pueden desanimarnos en el proceso. 

Por ello, a continuación te mostramos los tres mitos más pronunciados en el emprendimiento al iniciar un negocio

Sólo haces lo que te apasiona 

Es importante aclarar que aunque es clave que tomemos una idea de negocio que realmente nos apasione, nos vamos a dedicar a un montón de campos referentes a nuestro negocio que bien pueden ser o no de tu total agrado. 

Si estás dirigiendo una empresa, incluso si estás en la etapa de planeación, debes encargarte de supervisas varios aspectos claves en el negocio, entre ellos se encuentra la contabilidad de la empresa, el marketing, la atención a los clientes, la planeación de estrategias, creatividad para nuevos productos o servicios, etc. Debes comprender que en el inicio no vas a poder dedicarte a una sola acción, sino a manejar todo el negocio. 

Construye un equilibrio entre decisiones y consecuencias 

Es importante que nos establezcamos sobre las decisiones y las metas personales que tengamos entorno a nuestro negocio. Es claro que desde el principio tendremos que tomar decisiones sumamente importantes, sin embargo, es necesario reparar en los riesgos y las consecuencias que ellos contengan. Analiza si realmente lo que se planea justifica los gastos, los riesgos y todos aquellos aspectos en los que se deba seder. Debes garantizar que aquello por lo que vas te va a beneficiar realmente. 

Los mitos más pronunciados en el emprendimiento 

La construcción de un negocio requiere mucho tiempo 

No se monta o se inicia un negocio de la noche a la mañana, pues no existen las ideas perfectas o las fórmulas mágicas que nos lo permitan. Es clave que desde el inicio tengas claro que vas a necesitar mucho tiempo en la etapa de planeación, lanzamiento y operación inicial de tu negocio. Esto no sólo por los aspectos de los que deberás ocuparte, sino también el recurso del tiempo para la realización de contratos, instalación del negocio, presencia web, consecución del personal, material y equipos, estrategias, etc. Sin afanes, ve con calma y con inteligencia.